cortometraje de ficción

Ignacio (36) es técnico de Wirenet, monopolio de telecomunicaciones. Mientras arregla conexiones en la calle, se entretiene pinchando llamadas ajenas. Pero esa tarde un disparo cercano irrumpe su tranquilidad. Por sus auriculares escucha al asesino, que lo descubre mirándolo desde el edificio vecino. Ignacio escapa asustado antes de que éste pueda reaccionar. Está seguro que lo están buscando y cae en una paranoia absoluta. Martina, una habilidosa "hacker" lo convence de borrarse del sistema para salvar su vida.
Para lograrlo debe escabullirse en el servidor principal de Wirenet, entrañas de cables monstruosas en las que quedará atrapado para siempre.

UNIVERSO

Buenos Aires 2020, Wirenet, empresa multinacional, controla las telecomunicaciones. Las líneas de cables que la empresa dibujó sobre la ciudad, el país y el mundo son las únicas rutas de toda la información, energía y alimento de la sociedad. A través de sus usuarios Wirenet se alimenta; la información y las pulsaciones su capital. El acceso a las todopoderosas líneas de Wirenet está limitado a unos pocos empleados de mantenimiento y a los peces gordos del mundo empresarial. A fines de los años ’80 Wirenet llega al país a instalar su base latinoamericana para llevar a cabo su proyecto de un mundo total y constantemente conectado. Para esto debe dominar la información, propiedad mas valiosa de los individuos y corporaciones del mundo. Wirenet no ataca directamente desde los medios de comunicación unilaterales como la televisión y los diaros, sino que interviene las conversaciones privadas de las personas, y las convierte en parte de su inmensa red de conexión global. 

En un mundo donde la interacción con la tecnología se vuelve cada vez más intensa e inevitable, y se naturaliza tanto como para volverse casi invisible, se vuelve necesaria la ilustración de un mundo análogo, donde el minimalismo y la ergonomía no sean parte de la era más dependiente de la humanidad, que logre quitarle a nuestro mundo, tecnófilo y digital, las máscaras que adornan y cubren su turbio interior. Así como en nuestro mundo las conexiones que nos mueven, infinitas ondas invisibles que ejercen poder sobre nosotros, sean materializadas en los miles de cables que atan a los personajes de esta ficción a un poder mayor, un poder que los vigila y manipula desde las sombras y puede volverlos locos. Creo que la materialización del mundo invisible en el que vive la humanidad, puede generar una llegada efectiva a la consciencia del espectador. Considero la transpolación que permite la ciencia ficción, de nuestro mundo a uno con problemáticas análogas, una de las mejores formas de tratar los conflictos de la sociedad actual.

VICTOR 60 años...lo sentimos, no hay información de éste usuario

IGNACIO 36 años...introvertido...torpe...miedoso...dependiente

MARTINA 28 años...astuta...extrovertida...hábi l...misteriosa

FOTOGRAFÍA

El universo de Alámbrico se apropiará del género de la ciencia ficción ya instaurado para reconstruir una nueva perspectiva con el reflejo de nuestra propia identidad Argentina. El objetivo es poder acercar este mundo al nuestro y es por eso que el clima lumínico que se busca es de tono naturalista. Las luces prácticas y la recreación de los espacios del mundo real permitirán abandonar la puesta en escena de los sets hollywoodenses. La relación de aspecto 2:35:1 dará lugar a que los personajes puedan interactuar con el espacio y que los planos detalle tomen fuerza con la visualización del propio entorno. El color buscado deberá mantener una tonalidad neutra que en determinados momentos permita una invasion de color de las pequeñas luces de los dispositivos electrónicos. Estos climas lumínicos naturalistas acompañanrán la narrativa de la historia y en determinadas ocasiones se             

romperán y darán impulso a aquellos momentos de tensión y para-noia que vive Ignacio. 

Los vidrios esmerilados ocultarán sujetos, rostros y situaciones para despojarlos así de su identidad tal y como lo hace Wirenet en este universo.Una fina luz se desplaza escaneando la habitación. Cada vez son más las luces que invaden el cuarto. Imágenes violentas se proyectan en las paredes. Las luces intermitentes de los múltiples aparatos electrónicos lo observan.

Esta secuencia libera a la narrativa de su anclaje al verosímil para derivar en una experiencia surrealista. Es por eso que el uso de lentes aberrantes, movimientos de luces, y angulaciones de cámara inesperadas logran impulsar a uno de los puntos de giro más importantes del cortometraje.

Se le dará prioridad a la cámara fija y sólo se utilizarán movimientos de cámara cuando estos sean funcionales a la narrativa del cortometraje. Además se buscará reivindicar el uso zoom para acompañar la de tensión de la historia y jugar con las diferentes interacciones que puedan tener los objetos con el espacio.

Los lentes y filtros que se usarán permitirán una imágen expresiva, con presencia y textura. De esta forma se eliminará la esencia digital y se mantendrá una relación con el universo planteado. Se tendá una amplia variedad de focales, aprovechando la deformación del espacio que genera el uso de teleobjetivos y angulares. Para los planos detalle subjetivos se usarán lentes normales al estilo videojuego en primera persona.

ARTE

El planteo matriz sobre la ambientación de los espacios que construyen el mundo de Alámbrico se relaciona con la construcción de capas de acumulación que marquen el antes y después del desembarco de Wirenet en Argentina.


Los decorados corresponden a espacios que son reconocibles localmente: la casa de una madre que todavía vive con su hijo, un cyber-café perdido en el tiempo o una comisaría de barrio. Espacios que han ido acumulando objetos y mueblería sin realizar cambios o reciclar, donde se pueden identificar varias temporalidades producto del abandono y la apropiación de estos espacios por las personas que trabajan, lo habitan y viven allí.

Una de las características importantes en las decisiones de arte de Alambrico está relacionada con establecer de qué forma aparecerá la tecnología que utilizan los personajes en el cortometraje.

 

La empresa Wirenet ha logrado tal inmersión en la vida cotidiana que la tecnología torció su evolución a como la conocemos ahora. Ya no es un tecnología de líneas limpias y simples, de micro componentes sino todo lo contrario. Los elementos tecnológicos crecen y se diversifican dentro de los espacios donde cumplen su función La tecnología se vuelve compleja, llena de módulos que se acumulan como gadgets alrededor de cada aparato. Dispositivos desprovistos de carcasas, los sistemas electrónicos o analógicos son visibles y de ellos, cables y cables salen para conectarse a otros dispositivos más pequeños que necesitan para armar sistema.

 

En este crecimiento que simula ser orgánico, los cables hacen de las raíces que comienzan a comerse los espacios públicos y privados junto con estos dispositivos que se expanden como lo haría la naturaleza si el ser humano abandonara el control.

El vestuario para los personajes, trabajado de forma realista con tintes de ciencia ficción, estará principalmente asociado al mundo del trabajo o lo institucional (como Wirenet o el gobierno) junto a tribus urbanas o grupos criminales, que buscarán ilustrar la identidad porteña del siglo XXI.

El vestuario para los personajes, trabajado de forma realista con tintes de ciencia ficción, estará principalmente asociado al mundo del trabajo o lo institucional (como Wirenet o el gobierno) junto a tribus urbanas o grupos criminales, que buscarán ilustrar la identidad porteña del siglo XXI.

Ignacio, los empleados de Wirenet y los policías en la comisaría contarán con vestuario uniformado, en serie, que borra todo tipo de personalidad o unicidad de los personajes. Esto ayuda a construir cierta idea macro del relato donde las personas del universo “Alámbrico” viven a la sombra de un sistema burocrático de absoluta vigilancia e identidad empresarial.


Por otro lado, asociado a cierta resistencia a ese orden establecido donde aparecen más rasgos distintivos de las tribus urbanas conocidas localmente además de personajes Que toman decisiones más marcadas sobre su vestuario. Martina, Victor, los personajes que aparecen en el cyber café o como reos en la comisaría donde aparece
un vestuario más urbano, deportivo o alternativo que sigue siendo funcional y cómodo así como trajes, cadenas, poleras y ropa más formal para los criminales que pertenecen a cierto tipo de crimen organizado.

MONTAJE

Con un ritmo lento se acentuará la tensión, se liberara de forma explosiva e instanteamente comenzará a volver gradualmente a una situación de tensión, manteniendo ese clima constantemente a lo largo del cortometraje.


Se utilizara la técnica de stop-motion para poder acompañar a la información en su viaje ultra-veloz por los cables. Recorriendo las lineas que atraviesan cielos, calles y túneles a un ritmo vertiginoso nos encontraremos con ondas que fluctuan en el largo recorrido. 

La paranoia, sentimiento nuclear del cortometraje, se construirá desde el contraste rítmico del montaje. Situaciones de baja tensión llevaran un tiempo naturalista que ante la presencia de una amenaza habrá de expandirse progresivamente hasta un climax 

de situación que rompa con la tensión. Planos largos permitirán al personaje transmitirnos su creciente miedo y la dosificación de la información limitará nuestra percepción del mundo a la mirada condicionada de Ignacio.

Las amenazas constantes seran insinuadas y acentuadas con el montaje, permitiendo que la paranoia crezca y se intensifique sin llegar a confirmar si las amenazas son reales o no.

Con un ritmo lento se acentuará la tensión, se liberara de forma explosiva e instanteamente comenzará a volver gradualmente a una situación de tensión, manteniendo ese clima constantemente a lo largo del cortometraje.


Se utilizara la técnica de stop-motion para poder acompañar a la información en su viaje ultra-veloz por los cables. Recorriendo las lineas que atraviesan cielos, calles y túneles a un ritmo vertiginoso nos encontraremos con ondas que fluctuan en el largo recorrido.

SONIDO.jpg

La presencia de innumerables cables, dispositivos electrónicos ruidosos y las constantes conversaciones telefónicas, crean espacios donde el silencio se encuentra lejos de existir, y la sonoridad de baja fidelidad remite a los comienzos de la popularización de la informática y la internet. La estética sonora entonces, buscará reapropiarse de estos sonidos tan particulares de la digitalidad temprana, para construir la sonoridad de éste nuevo mundo a través de un imaginario del pasado. Esto brinda nuevas ideas para la
construcción de la banda sonora a la hora de abordar una búsqueda tímbrica, ya sea de los efectos, los ambientes, o incluso la forma en que son procesadas las voces en las múltiples conversaciones telefónicas que escuchamos a lo largo del cortometraje.


Ésta lógica estará siempre presente, pero irá fluctuando a medida que acompañemos a Ignacio por los distintos lugares que componen este universo. Los cables, discos rígidos, computadoras y luces serán sólo algunos de los elementos que dentro de una densidad
opresora van a darle materialidad a la banda sonora. Estos elementos interactuarán rítmica y armónicamente para llegar a través de la diégesis a una sutil musicalidad narrativa.

 

Esta combinación entre ambientes, foley y efectos con la música generará una construcción propicia para manipular y poder contar desde el sonido cómo éste mundo invade la interioridad del personaje, y la percepción del mismo se transforma.


Los sonidos electrónicos sintetizados tendrán gran importancia en la construcción de la banda sonora. Los dispositivos involucrados en las acciones dramáticas del cortometraje tendrán vida y nos sumergirán en el universo de Alámbrico. La presencia constante de todos estos cables y dispositivos traerán consigo tanto ruidos controlados de 50Hz como estática, configurando la forma en la que las personas escuchan el mundo.

 

Los sonidos electrónicos sintetizados tendrán gran importancia en la construcción de la banda sonora. Los
dispositivos involucrados en las acciones dramáticas del cortometraje tendrán vida y nos sumergirán en el universo de Alámbrico. La presencia constante de todos estos cables y dispositivos traerán consigo tanto ruidos controlados de 50Hz como estática, configurando la forma en la que las personas escuchan
el mundo. 

SONIDO